This is default featured slide 1 title

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.

This is default featured slide 2 title

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.

This is default featured slide 3 title

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.

This is default featured slide 4 title

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.

This is default featured slide 5 title

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.

lunes, 1 de enero de 2018

Un año que se fue y otro que llegó.


Un año que se fue y otro que llegó.

Como ya hace unos 10 años, hoy escribo mi carta de despedida de año viejo y la bienvenida al año nuevo.
Esta despedida de año viejo quiero hacerla distinta, y es que quiero agradecer a la vida por las 365 oportunidades que tuve durante el año que recién acaba de finalizar, agradecer a mi familiares y amigos por soportarme, sé que de cuando en vez, y de vez en cuando soy difícil de entender, pero  no obstante a eso no quiero dejar pasar por alto en el inicio de este 2018 sin agradecer el gesto generoso, noble, grato y oportuno que a lo largo de estos 365 días me donaron, con toda gratuidad.

Despedir el año 2017 me resulta bastante confuso, ya que es un año en donde experimente tantas situaciones difíciles que no podría hacer un resumen de lo que viví durante los 365 días que tiene el año. Pero aun así no quiero sonar desagradecido, y es que quiero pensar que todo cuanto experimenté fueron experiencias que me servirán para este año nuevo que recién inicia el día de hoy 1ero de Enero 2018.

Muchas veces nos quejamos de las situaciones que nos tocaron vivir y nos olvidamos que aunque nos encontremos en el hueco más hondo siempre habrá personas que estarán más hundidos que nosotros… hasta que no reconocemos la abundancia que nos rodea, no podemos recibir más bendiciones. Por eso tenemos que ser un poquito como San Francisco que humilde y sabiamente todas las mañanas daba gracias a Dios, por el sol que nos alumbra, por la luna, las estrellas, el mar, el aire, el viento, las flores y hasta las espinas.

Bienvenido seas año 2018. Estoy listo para empezar a escribir la historia de estas 365 oportunidades que nos da la vida, y espero que a fin de año pueda realizar un recuento en donde los éxitos sean más que los fracasos, pero sobre todo cada día me aseguraré de estar listo para ser digno de que Nuestro Señor Dios, se mantenga siempre a mi lado, guiándome por el buen camino, levantándome cuando sienta desmayar, y protegiéndome del mal.
Así concluyo esta carta de despedida de año 2017 creo que no hizo falta entrar en detalle para darnos cuenta de que el simple hecho de estar vivo significa que podemos salir del hueco en donde nos encontremos.

Hasta el próximo 31 de Diciembre 2018 cuando nos encontraremos por esta misma vía.

Saludos,

Angel Laucer Ortiz.